Philips se desploma en Bolsa tras anunciar que no cumplirá resultados | Noticias de Holanda

Philips se desploma en Bolsa tras anunciar que no cumplirá resultados

23 junio 2011

La multinacional de electrónica e iluminación Philips rebajó ayer sus previsiones de resultados para el segundo trimestre de 2011. Las malas expectativas llevan a la compañía a plantearse un nuevo recorte de gastos “para hacer frente al endurecimiento de las condiciones del mercado”.

La compañía señaló a primera hora de la mañana de ayer, en un comunicado, que la revisión a la baja de las perspectivas en su balance se debe a “condiciones de mercado más débiles de lo esperado”, especialmente en Europa Occidental y, de modo particular, en el sector de la construcción.

De inmediato, la comunicación tuvo un efecto en la cotización de Philips en la Bolsa de Ámsterdam. Su valor llegó a desplomarse con un deterioro superior al 13%, pero posteriormente se recuperó hasta cerrar con un descenso del 8,76%. La cotización en la Bolsa de Nueva York siguió una evolución con la misma tendencia.

En su comunicación de ayer, la empresa holandesa señaló que la reducción de expectativas afecta a dos de los tres grandes sectores en los que reorganizó su actividad en los últimos años.

Fuentes de la multinacional en España indicaron que las dificultades de Philips afectan a los productos de iluminación y a los de electrónica de consumo. La tercera rama de actividad prioritaria, los productos y equipos relacionados con la salud, mantienen expectativas y resultados.
Las fuentes citadas indicaron que el impacto en la actividad de iluminación está relacionada con el parón de la construcción en toda Europa y que la electrónica de consumo, en especial en la rama de los televisores y los pequeños electrodomésticos hace años que se ve muy afectada por la competencia de los productos asiáticos.

Philips divulgará sus resultados financieros del segundo trimestre del año el próximo 18 de julio.
En el adelanto hecho ayer estimó que conseguirá un Ebitda de cerca de 85 millones de euros para la rama de iluminación y de unos 50 millones de euros en electrónica de consumo. Ello implica “que no podrá cumplir el objetivo de duplicar el beneficio antes de impuestos y amortizaciones por acción en 2010”.

En una reunión celebrada con analistas e inversores, el presidente de Philips, Gerard Kleisterlee, aseguró que “continuamos nuestro curso estratégico”, pero debido al deterioro del entorno externo “no podemos mantener el objetivo en el marco temporal primeramente propuesto”.

No obstante, Kleisterlee especificó que la empresa “sigue creyendo firmemente en su posición de liderazgo”, basado en su fuerte balance y en las acciones emprendidas para sobreponerse a la mala coyuntura.

El directivo explicó que la situación económica desfavorable desde el final del tercer trimestre “es particularmente evidente en el descenso de la demanda por parte del consumidor, en el mercado de la construcción y en el automovilístico”. Por este motivo, aseguró que en el cuarto trimestre espera unas cifras de venta “prudentes”.

En concreto, prevé facturar entre 2.250 y 2.350 millones de euros en la división médica, entre 2.800 millones y 3.000 millones en la de Forma de Vida y Consumo (la antigua división de electrónica de consumo) y entre 1.825 millones y 1.925 millones de euros en iluminación. Además, Philips ha anunciado que en breve hará público un “programa de reducción de costes”.

La compañía ha venido realizando programas de reconversión y ajuste de manera continuada durante los últimos cinco años que han afectado muy particularmente a la actividad en España. La empresa ha ido cerrando toda su actividad fabril en nuestro país, ha cambiado la ubicación de su sede de su edificio histórico a un local en las afueras y ha reducido su plantilla de manera muy significativa.

Noticia extraída de:
www.cincodias.com

 

Comentarios

Algo que decir?